Un espectro soy

Estos días de otoño me convierto en un fantasma con tos y mocos. ¿Alguien quiere preguntar cómo una rusa moscovita, nacida cuando el termómetro indicaba -30ºC, puede sufrir tanto el otoño de Madrid? Pues eso se llama adaptación…

Todo triste, muy triste. Hemos comprado un hámster y lo primero que hizo la pobre criatura en su nuevo hogar es cortar de un mordisco su miembro viril. No se sabe por qué. Mucha sangre y mucha pasta (el honorario del veterinario superó 10 veces el precio pagado por el animal en la tienda). Ahora el berserker se está recuperando. Los niños siguen llamándole Hulk, mi marido y yo le hemos dado un nuevo apodo: Farinelli. Pero la fiera, lamentablemente, no canta, sólo  hace mucho ruido por las noches.

Hoy voy a encender la chimenea por la primera vez. Y mientras tanto, ¿sabe alguien alguna receta contra el trastorno afectivo estacional? ¿qué hacéis para combatirlo?

Anuncios

Acerca de extranjerita

Soy una vagabunda que ha conseguido perder sus raíces en muchos países. Una diletante eterna, una erudita a la violeta con fisgonería a flor de piel. Una escritora novel que siempre será novel, por más que pase el tiempo. Una madre y una ama de casa que tiene que estar en la oficina siete días a la semana. Una tonta a la que le gusta montar las tragedias de nada, y a veces una sabia a la que le gusta sonreir a pesar de todo. Aquí escribo todo lo que no puedo evitar escribir. www.extranjerita.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Ay mi vida, búsqueda de felicidad, prosa y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Un espectro soy

  1. bestasalvaxe dijo:

    jajajajajaa tos, mocos, eres como yo una bestia jajajajaja aunque tu más hermosa está claro…. Yo tengo hamsters rusos y gerbos, he criado toda raza de hamsters y siempre se han portado bien, salvo algún momento de canibalismo de la madre con algunas crías del resto se lo pasaban teta en las mega faunas que les creaba, y cuando un animal se mutila de ese modo es porque el cambio de su tienda a vuestra casa fue traumatico, no vale la pena el veterinario, cuando es fácil curarlo en casa al no ser nada intestinal ni anemia, la de veces que hice de enfermera jajajajajaa

    Le gusta a 1 persona

    • extranjerita dijo:

      Uf, con los veterinarios… lo peor es que teníamos miedo por él y por nosotros. Chillaba y seguía dándose mordiscos y consiguió morder también a mi marido, así que en un momento incluso pensábamos que fuera rabioso y que ahora teníamos que pasar todos por la vacunación… Pero menos mal, estaba solo un poco chiflao…
      Si existiera psicoterapia para hámsteres, este la necesitaría. O fumar una porra, por lo menos, para no ver el mundo tan negro…

      Le gusta a 1 persona

    • extranjerita dijo:

      ¡Que te recuperes pronto! espero que no sea para largo….

      Le gusta a 1 persona

  2. icástico dijo:

    Trabajar a destajo, si se tiene trabajo. De lo contrario es más complicado.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s